¿Que se consume primero?salado o dulce ...

viernes, 28 de agosto de 2009


EL ARTE DE ALIMENTARSE

El equilibrio de las doshas o buena salud del organismo -física, mental y espiritual- que resulta de su balance también depende de nuestra disciplina y moderación en el comer y dormir. Comer y dormir apropiadamente aseguran la armonía en todo el cuerpo. Cuando el comer o dormir es excesivo (athi-yoga), o es deficiente, se hace a deshora o en forma inadecuada (mithya-yoga), se está fomentando el desequilibrio de las doshas, o la enfermedad. El Ayurveda recomienda sama-yoga, o la satisfacción de las necesidades corporales de manera regulada y correcta. Comer adecuadamente ayuda al dominio de nuestra mente y sentidos; porque a menos que se controlen la mente y los sentidos no hay oportunidad de elevarse a la plataforma del conocimiento, y sin conocimiento no hay posibilidad de liberación. Una alimentación correcta crea una mente satisfecha y una sensación de equilibrio en el cuerpo. Si la mente se agita u opaca, si el cuerpo se vuelve pesado y fatigado después de comer, quiere decir que esa alimentación no ha sido adecuada. La salud integral de un individuo depende de una buena alimentación. De la buena alimentación depende una buena digestión de los alimentos, y de la buena digestión de los alimentos depende una buena eliminación de los residuos. Estas tres funciones que se realizan simultáneamente son de vital importancia para el mantenimiento de la buena salud. Este ítem describe las reglas básicas para ejecutar sama-yoga en el comer, considerando los siguientes factores:



1. SANTIFIQUE SU COMIDA



Tenga siempre presente que la alimentación no sólo sirve para el mantenimiento y fortalecimiento del cuerpo físico, sino también para la purificación de la mente y la conciencia. Por eso, debemos ofrecer el alimento al Señor Supremo antes de consumirlo. Esta ofrenda de alimentos nos abre el camino hacia el progreso espiritual y divino.



2. CUIDE LA HIGIENE



Debemos mantener un alto grado de limpieza de nuestro cuerpo y ropa mientras cocinamos y comemos. También, los buenos hábitos de lavarnos las manos y boca, antes y después de comer; y dejar muy limpios la cocina y el lugar donde comemos. Comer en exceso o en un estado mental ansioso o perturbado también es antihigiénico; comer en esas condiciones o comer comidas antihigiénicas, produce una “mala digestión que es la madre de todas las enfermedades”.



3. EL LUGAR



El lugar o la atmósfera del lugar donde comemos debe ser pacífico y tranquilo, de preferencia lugares abiertos o bien ventilados, dependiendo del clima. Siéntese derecho mientras esté comiendo. Evite las distracciones como la TV, la conversación y la lectura. Tampoco deben discutirse negocios o asuntos mundanos. Centre su conversación en torno a temas espirituales.



4. COMA A HORAS FIJAS



Tome sus alimentos a la hora correcta. En la mañana, antes del desayuno tome un vaso de agua tibia (con unas gotitas de limón y un poco de miel) para lavar los riñones y el intestino grueso. Conviene desayunar después de los ejercicios y la meditación, de preferencia, antes de las 8.00 a.m. Uno debe ingerir menores cantidades de alimentos tanto por la mañana como por la tarde, y comer a horas fijas sin picar entre comidas, para tranquilizar la mente y la lengua. De acuerdo a la tradición Védica, el desayuno debe ser sustancioso, el almuerzo más sustancioso todavía y la cena ligera. Y de vez en cuando deben prepararse grandes banquetes elaborados.

En tanto sea posible, tome su comida principal alrededor del mediodía, cuando el Sol está en lo alto, pues jataragni es más fuerte a esa hora. En ese momento pueden llenarse las 2 terceras partes del estómago con alimentos que serán digeridos completamente, aún si la comida es fuerte. La tercera parte restante debe llenarse de aire. Espere por lo menos 3 horas después de una comida ligera y 6 después de una comida pesada antes de volver a comer. Si desea comer por la noche, llene únicamente la tercera parte del estómago, para no disturbar las doshas, ya que a medida que pasa el tiempo (desde el mediodía), jataragni se debilita. Es aconsejable tomar una comida cada 6 horas (3 comidas diarias), descontando las 6 horas de sueño. Comer o beber a altas horas de la noche es antinatural y dañino, ya que el cuerpo desea descansar a esas horas.



5. LA CONDICIÓN MENTAL



La forma de comer y el estado de conciencia en el momento de alimentarnos son muy importantes, porque son los alimentos los que nutren el cuerpo, la mente y la conciencia. El sentimiento correcto se crea a partir de que realizamos cuál es el origen del alimento y el propósito por el cual lo utilizamos. El alimento debe ser contemplado como la misericordia
del Señor Supremo, así que el alimentarse esotra oportunidad de recordar a Dios. Un buen humor ayuda a la digestión y una buena disposición espiritual ayuda más todavía. Y si se mastica con amor y compasión, el sabor de los alimentos será aún más intenso. La actitud mental también influye mucho en la cantidad de jugos gástricos que el estómago segrega, de modo que la calma promueve una buena digestión, en tanto que la tensión e ira conducen a la indigestión.



6. ORACIÓN PARA HONRAR LOS ALIMENTOS

Inclusive en las tradiciones más populares, es una costumbre muy propia orar antes de consumir los alimentos (puesto que no somos perros ni gatos). Srila Bhaktivinoda Thakura, un santo de la India, compuso una bella oración (en sánscrito) para honrar los alimentos antes de comer; y de ese modo crear una atmósfera adecuada para un acto de veneración.

Traducción
(Srila Atulananda Acharya)

Este cuerpo de ignorancia
nos enreda en los sentidos
y al océano sensorial nos lanza
la lengua allí es un peligro.
Por obstinada e insaciable
cuesta mucho conquistarla
pero el muy bondadoso Krishna
nos ayuda a que se rinda,
dándonos Su delicioso prashadam
este rico alimento prueba,
y a Radha Krishna celebra
y al hacerlo con amor exclama:
¡yay Cheitanya Nityananda!

Sri Krishna Bhagavan Prashadam, ¡ki! ¡yay!



7. COMA CON MODERACIÓN



Debemos comer y beber con disciplina, moderación y regularidad, porque nuestra vitalidad y fuerza no dependen de la cantidad que comamos, sino de lo que nuestro organismo es capaz de digerir y asimilar. El estómago necesita espacio para trabajar, sólo debe llenarse dos tercios de su capacidad, dejando el tercio restante para el aire. Esto favorece mucho a la digestión. Comer en exceso produce muchas toxinas adicionales que el cuerpo debe eliminar con gran esfuerzo. El antídoto para el exceso de comida es suprimir la siguiente, para que jataragni pueda digerir ese exceso.

La digestión empieza en la masticación. Esta fase preparatoria consiste en mezclar bien los alimentos con la saliva, sobre todo los alimentos que contienen almidón (pan, cereales, papas, arroz y demás hidratos de carbono). Las frituras requieren de más tiempo de insalivación pues debe deshacerse la grasa para que el alimento quede descubierto. Cuando los alimentos son blandos o semilíquidos se mezclan más fácil y se precisa de menos masticaciones, siempre que el bocado sea pequeño; pero incluso, los almidones líquidos como la leche y soya, no deben ser tragados sin haber sido debidamente insalivados. Debemos adquirir el hábito de comer lentamente, para saborear más cada bocado, un sano instinto nos anunciará el momento en que quedemos satisfechos. Esto sucede, por supuesto, antes de haber llenado el estómago. Otra poderosa razón por la que los alimentos deben ser digeridos lentamente es que, los órganos del cuerpo que son aptos para absorber el valor pránico de las frutas y verduras, son el paladar y la lengua; de lo contrario, estos se pierden indefectiblemente. Comer con moderación también le satisfacerá y refrescará la mente, y le procurará una real armonía a su cuerpo. Si come en exceso, sobrecargará su cuerpo, se agitará, cansará, y finalmente, entorpecerá su mente.

8. EL ORDEN EN QUE SE COMEN LOS ALIMENTOS


El método correcto para ingerir los alimentos está basado en el sistema de los 6 rasas o sabores:

a) Primero deben ingerirse los alimentos madhura rasa (reacción dulce) hasta llenar un tercio del estómago. Estos alimentos incluyen el trigo (pan, chapatis), leguminosas y dulces. La mayoría de estos alimentos se encuentran en estado sólido y semisólido. Son llamados alimentos kapha, porque introducen elementos de construcción corporal (proteínas y aminoácidos). Los alimentos madhura rasa siempre deben ingerirse primero y en mayor cantidad que las otras rasas, excepto cuando se manifiesta un disturbio kapha, como la obesidad y  diabetes, entre otros.

b) Luego, deben ingerirse los alimentos amla (agrios) y lavana (salados), que consisten en vegetales cocidos y jugosos, sopas de legumbres, y yogurt fresco. Todos de carácter líquido que incrementan la acción de pitta y el fuego de la digestión. Como son líquidos y menos concentrados, estos alimentos deben tomarse casi el doble de los madhura rasa, para llenar otro tercio de del estómago. Al final de esta categoría de alimentos se toma arroz. Aunque el arroz es madhura rasa se toma al final de la comida para completarla y dar una sensación de satisfacción a los sentidos. Las ensaladas deben tomarse con estos alimentos amla y lavana, y siempre deben tener una salsa de yogurt o limón y sal para ser más digeribles, y eliminar su tendencia a incrementar vata dosha (que produce una distensión en el abdomen, gases y estreñimiento). Por esta razón, las ensaladas no deben tomarse al comienzo de las comidas.

c) Los alimentos katu (picantes), tikta (amargos) y kashaya (astringentes), se toman como aperitivos o durante la comida. Pero siempre debe comenzarse y terminar con rasa madhura o dulce.

d) Los postres deben tomarse al comienzo de una comida, o con moderación al finalizar. Al comienzo de una comida hay mayor secreción de ácido clorhídrico en el estómago, por tanto es mejor comenzar con alimentos pesados como los dulces, que son difíciles de digerir. O comerlos solos, a media tarde, con una suave infusión.


e) Al final de la comida, el primer tercio del estómago habrá sido llenado con sólidos productores de kapha, el segundo con líquidos productores de pittay el tercio restante habrá quedado libre para el aire productor de vata. Así, la tridosha, habrá quedado balanceada y la digestión podrá llevarse a cabo sin obstáculos.

f) Después de la comida principal uno no debe emprender inmediatamente trabajos pesados, sino recostarse de 5 a 15 minutos hacia el lado izquierdo de su cuerpo. Esta posición le ayudará perfectamente a centrar las
doshas para su tarea digestiva. Después, puede levantarse y proseguir su trabajo.
g) Las pakoras y samosas (tortillas y empanadas) son alimentos pesados que deben tomarse con moderación o solos como una comida en sí. Para contrarrestar la sed ocasionada por estos alimentos sin disturbar jataragni, puede beberse un vaso de leche y agua caliente en cantidades iguales, y un poco de polvo de jengibre. El chutney (picante) de tamarindo actúa como digestivo cuando se toma alimentos fríos en exceso.
h) Las frutas deben tomarse como una comida separada.

i) Por la noche se recomienda una comida ligera o leche caliente. No debe tomarla muy tarde. Si tiene mucha hambre, puede satisfacerse, pero esperar al día siguiente hasta que la comida haya sido digerida antes de volver a comer.


j) Los alimentos cocinados no deben comerse fríos, pues son muy pesados y difíciles de digerir. La manera más recomendable de recalentarlos es a través del “baño maría”; para evitar que se vuelvan tóxicos, especialmente el arroz.

k) Cualquier clase de alimentos que se hayan cocinado 6 horas antes, se tornan muy difícil de digerir; así que muy poco de ese alimento debe ser tomado.

i) El Ayurveda recomienda que los alimentos kapha (trigo, dulces, arroz, etc.) sean masticados 32 veces antes de ser tragados, para que la lengua produzca las enzimas digestivas y la comida sea preparada en la boca para la digestión, también para que la mandíbula se fortalezca, y los dientes se afirmen mejor en las encías. Esta masticación concienzuda de alimentos limita la cantidad de kapha que uno pueda tomar, pues luego de diez o quince bocados uno se cansa de masticar y pasa a los alimentos paíticos o pitta (dahl líquido y vegetales). Después de tomar el alimento pitta (llenando los 2/3 del estómago) habrá un eructo. Esta es la señal natural de que uno ha alcanzado su cuota y debe parar de comer. Este sistema es científico y realmente funciona cuando es observado.


9) NO AHOGUE EL FUEGO DE LA DIGESTIÓN

Como a menudo bebemos en nuestras comidas, el efecto del líquido sobre jataragni es una consideración muy importante a tener en cuenta en el arte de comer:

a) La ingestión de alimentos debe regularse según la condición de jataragni. No se debe comer sin estar hambriento ni beber a menos que se tenga sed. No se debe comer cuando está sediento ni beber cuando se está hambriento. Si uno tiene hambre, quiere decir que su fuego digestivo está “encendido”. Si bebe en ese momento, el líquido apagará el fuego digestivo. En cambio, los condimentos son los encargados de encenderlo ayudando a la digestión y eliminando toxinas.

b) Aunque no es recomendable tomar jugos de frutas durante las comidas, el agua sí es necesaria cuando se come. El agua tibia, bebida con moderación durante las comidas se convierte en néctar que ayuda a la digestión pues facilita el trabajo del estómago.

c) No debe tomarse agua durante una hora después de una comida abundante, para permitir la plena ignición del fuego de la digestión; de lo contrario, se diluirán las secreciones gástricas, jataragni se reducirá y se dificultará la digestión. Luego, puede beber cada hora si es necesario hasta la próxima comida. Beber entre comidas y a pequeños sorbos le ayudará no sólo a quitar la sed, sino también a moderar su apetito, reducir su deseo de comer en exceso, y refrescar su cuerpo cuando esté acalorado y calentarlo si tiene frío. Esta ingestión moderada de agua también ayuda a empujar la comida a través del estómago y duodeno, para evitar el estreñimiento.

d) En caso de indigestión, debe ayunarse con agua tibia. Eso ayudará a incrementar el agni y purificar el organismo. El agua fría o helada sólo enfría el agni, es veneno para el cuerpo; en cambio el agua tibia es néctar. La digestión se altera cuando se toma mucha agua que también puede retenerse, y uno puede aumentar de peso.

e) Una persona con tendencia a la obesidad, puede tomar agua mezclada con dos cucharadas de miel una hora después de la comida.



10. COMPARTA EL ALIMENTO CON OTROS



Los Vedas dicen que un asiento cómodo, una buena comida y algunas palabras amables es lo mínimo que debe ofrecérsele a todo invitado, ya sea amigo o enemigo. ¿No tiene ninguna bebida preparada a mano? Entonces, sírvale a su invitado un vaso de agua.



11. EVITE EL DESPILFARRO

Las Escrituras Reveladas nos enseñan que cada migaja de alimento derrochada en tiempos de abundancia, nos faltará en tiempos de escasez.

Sírvase sólo la cantidad que puede comer y guarde lo que sobre para la comida siguiente. Por supuesto que lo más recomendable es cocinar sólo para el día.

Si por cualquier motivo tiene que desechar la comida, désela primero a los animales o entiérrela, o tírela al mar o a un río. Ya sea en la cocina o en la mesa, se debe cuidar de no desperdiciar nada.



Las Escrituras Védicas dicen que la buena salud y la buena fortuna se
van del hogar por estas tres importantes razones:

- Cuando hay riñas entre esposos.
- Cuando falta limpieza en el hogar.
- Cuando hay desperdicio de alimentos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada